a) Factores de crecimiento plaquetario

Para el dolor articular

Las Infiltración de Factores de Crecimiento de origen plasmático son un concentrado líquido compuesto por plasma y plaquetas de la sangre del propio paciente en el cual, mediante procesos de concentración, el número de plaquetas es multiplicado de 3 a 5 veces.

Esta es una de las terapias más avanzadas de curación y regeneración de tejidos. Puede ser utilizado en todo tipo de patologías del aparato locomotor con un índice muy alto de éxito, pero sobre todo en articulaciones con lesiones del cartílago (evitando o retrasando la cirugía de prótesis de rodilla, cadera, hombro), tendones (epicondilitis, desgarros), fracturas óseas no consolidadas, úlceras y llagas, fascitis plantar, etc.

Tratamientos alternativos - Instituto de Traumatología Estévez
Tratamientos alternativos - Instituto de Traumatología Estévez

El tratamiento con Infiltración de Factores de Crecimiento de origen plasmático no produce rechazo ni contagio, ya que procede del propio paciente. Es de fácil obtención y no produce apenas molestias. También es compatible con tratamientos con fármacos para conseguir efectos combinados. En definitiva, es una herramienta que proporciona una baja tasa de inflamación, reduce la sensación de dolor, el sangrado, el tiempo de cicatrización, hematomas, aumenta la adhesión entre tejidos, es asequible y emplea poco tiempo para su obtención y aplicación.

El plasma rico se adquiere de la sangre del mismo paciente. Una vez extraída la sangre, se separa el plasma rico en factores de crecimiento, proteínas esenciales en proceso de reformar, reparar y regenerar tejidos. Los factores de crecimiento se pueden encontrar tanto en el plasma sanguíneo como en las plaquetas (en los gránulos Alfa).

Las plaquetas son las células sanguíneas que tienen como función detener el sangrado si se produce lesión vascular. También, son fuente natural de factores de crecimiento y tienen la singularidad de liberar estas proteínas en el lugar exacto de la lesión, siendo capaz de regenerar tejidos y reestructurar la matriz extracelular.

Esta singularidad plaquetaria de los factores de crecimiento hace posible que una lesión se cure incluso en la mitad de tiempo, ya que el tratamiento acelera el proceso de restauración de los tejidos implicados.

¿Cómo se realiza el tratamiento de Factores de Crecimiento?

El procedimiento es sencillo y mínimamente invasivo, por lo que se realiza de forma ambulatoria. Después de extraer una pequeña dosis de sangre al paciente, similar a una analítica común se realiza un proceso de centrifugado que permite obtener el plasma rico en Factores de Crecimiento.

Seguidamente se separa la parte más rica en factores de crecimiento y se descarta el resto, añadiendo cloruro cálcico para liberar los factores de crecimiento plaquetarios y se inyecta directamente en la zona lesionada por vía articular o muscular.

El tratamiento completo normalmente consiste en tres infiltraciones con un intervalo de descanso de una semana entre ellas. Una vez realizada la infiltración del plasma rico en factores de crecimiento el paciente tendrá que guardar reposo de 24 a 48 horas de actividad deportiva o esfuerzos intensos, pero después ya podrá hacer vida normal. Aconsejamos aplicar hielo en la zona tratada después de la intervención, de 3 a 5 veces al día.

En algunos casos los Factores de Crecimiento se combinan con la ozonoterapia, ya que el ozono es un excelente antiinflamatorio, analgésico, germicida-antiséptico, antioxidante, revitalizante, oxigenante y regenerador.

¿Para qué sirven los Factores de Crecimiento?

Los Factores de Crecimiento plaquetarios o plasma rico en plaquetas (PRP) disminuye el dolor y acelera la curación de lesiones haciendo posible que el paciente pueda recuperarse en menos tiempo. El plasma rico se utiliza para lesiones de tipo muscular, tendinosa y articular. Puede asociarse a intervenciones quirúrgicas, ya que favorecerá la cicatrización de tejidos. El plasma rico el plaquetas se utiliza en lesiones de tendones, ligamentos cruzados de rodilla, suturas y lesiones degenerativas. Los factores de crecimiento en rodilla, cadera y otras extremidades son muy efectivos.

Los Factores de Crecimiento también se pueden utilizar en el tratamiento de lesiones de ligamento o articulaciones, patologías musculares y tendinitis crónicas.

Usos de los Factores de Crecimiento

Existen diferentes usos y aplicaciones para los factores de crecimiento. Son los siguientes:
Consolidación de fracturas
Injertos óseos
Aceleración de cicatrización
Pseudoartrosis
Artrosis
Lesiones tendinosas, musculares
Rejuvenecimiento facial con factores de crecimiento
Factores de crecimiento en rodilla, cadera, etc.
Lesiones del cartílago

MÁS INFORMACIÓN: http://www.oarsijournal.com/article/S1063-4584(13)00903-5/fulltext

MÁS INFORMACIÓN: http://www.reumatologiaclinica.org/es/plasma-rico-plaquetas-un-nuevo/articulo/S1699258X12001647/

MÁS INFORMACIÓN: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21856929

MÁS INFORMACIÓN: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26362235

MÁS INFORMACIÓN: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23041435

Volver

PIDE CITA PREVIA

Conozca nuestras especialidades en traumatología y medicina deportiva